Germán Cueto

Nació en la ciudad de México el 8 de febrero de 1893. Su familia paterna poseía una tradición social e intelectual en Cantabria, España. A esta familia pertenecían Matilde de la Torre, militante republicana, y María Gutiérez Blanchard, pintora cubista, que ocupó un lugar fundamental en la vida de Cueto.

Cueto estudia escultura en la Academia de Bellas Artes de México tras regresar de un viaje a España en 1916-1917 durante el que su prima, la artista María Gutiérrez Blanchard, le introduce en el mundo del Arte moderno y de las vanguardias. El artista participa de los principios del nuevo arte revolucionario mejicano y se une al Estridentismo, movimiento estético radical inspirado en el Cubismo y el Futurismo.

En 1922 asistió al escultor Ignacio Asúnsolo en las renovaciones al edificio de la Secretaría de Educación. Cueto se inicia en la corriente fomentada por José Vasconcelos de dar cultura artística al pueblo. Existen en ese momento gran cantidad de artistas jóvenes quienes son incitados por profesores como Ramos Martínez y el Dr. Atl a un arte liberado del academicismo. Otros tantos regresan de su viajes al extranjero como Rivera, Montenegro, Siqueiros, o el guatemalteco Mérida y el francés Charlot que se afincan en México. Son los inicios del muralismo mexicano con sus temas accesibles al pueblo.

En 1927 se traslada a Paris donde establece su residencia permanente hasta 1932. En 1930 es cofundador del Cercle et Carré. Durante estos años, Cercle et Carré integra alrededor de cuarenta artistas de diferentes países de Europa y América, incluyendo nombres de gran peso en la historia del arte , como: Hans Arp, Le Corbusier, Vassily Kandinsky, Piet Mondrian, Antoine Pevsner, Kurt Schwitters, Joaquín Torres García y  Georges Vantongerloo

En 1934, Cueto se adhiere a la Liga de Escritores y Artistas Revolucionarios, pero no es reconocido por su escultura o su obra gráfica, sino por su aportación a las artes del espectáculo (teatro) y a la enseñanza. estrena “La Comedia sin solución”.

Entrenado con una fuerte afinidad por el lenguaje del arte moderno, nutrido primero por el Estridentismo y después por sus experiencias en Europa, Cueto se colocó entre los más experimentados artistas en la escultura mexicana moderna, ocupando un papel más importante. Entre sus esculturas monumentales destaca El Corredor, realizada para la Ruta de la Amistad en los XIX Juegos Olímpicos efectuados en la ciudad de México en 1968. Muere en la ciudad de México el 14 de febrero de 1975.

Hierros y sombras, es la exposición individual con la que la Galería Freijo abre sus puertas en Madrid . Esta exposición presentó obras realizadas con cintas de hierro y de latón, mostrando la fusión de su trabajo escultórico y del mundo escenográfico,  en la que se podía escuchar obra musical de Silvestre Revueltas, compañero del grupo estridentísta, para el que realizó una obra plástica con el mismo nombre que su composición: Planos.

Descargar CV