Gustavo Pérez Monzón

Gustavo Pérez Monzón, (Sancti Spiritus, Cuba, 1956) es uno de los artistas cubanos más enigmáticos de finales del siglo XX.  Alcanzó reconocimiento a principios de los años 80 por su destacada participación en Volumen Uno, exposición emblemática que abrió las puertas de una nueva era al arte cubano.

Mientras la mayoría de la nueva generación de artistas imponía un discurso directo, agresivo e inconformista, Pérez Monzón optó por un camino de exploración interior, más cercano a la herencia espiritualista de la generación de Orígenes. No obstante, en su obra se leen las marcas de influencias formales de aquel entonces, como el conceptualismo y el minimalismo que, a su manera, fueron una importante referencia durante el inicio del deshielo del arte cubano a principios de aquella época.

La  decisión personal del artista de silenciar su carrera abruptamente justo en el momento de su mayor esplendor y reconocimiento (a mediados de los 80), hizo que su creación a partir de ese momento se centrara en proyectos pedagógicos que culminan en un trabajo continuo en el Centro Morelense de las Artes de Cuernavaca, México.

A través del tiempo y como un rara avis dentro del entorno en que se produjeron, sus obras han sabido ganarse el mérito de la resistencia silenciosa, como lo demuestra la exposición TRAMAS,  un acercamiento retrospectivo presentado por la colección Ella Fontanals-Cisneros en el Museo de Bellas Artes de Ciudad de la Habana y CIFO Art Space en Miami.

Descargar CV