Poesía de calle y poesía de transparencias | 10 septiembre-31 octubre 2015

Fragmentos del texto de Ignacio Gómez de Liaño para el catálogo de la exposición.

…cuando, a finales de 1969, Alain Arias-Misson nos invitó a secundarle en un proyecto de poesía pública, que intituló A MADRID. Si no fue aquél el primer poema público de la historia, pues Alain había hecho un año antes ensayos de esta clase en Bruselas (Vietnam), lo fue en el sentido de que los actores comprometidos en la acción iban a ser, de una parte, un grupo de activistas poéticos que portaban grandes letras y, de otra, algunas de las principales calles y plazas de Madrid, como el Paseo de Recoletos y de la Castellana, la Plaza de Cibeles y la Carrera de San Jerónimo. Las calles y plazas de Madrid sirvieron, ciertamente, a A MADRID de soporte, y también de coro; y según fuese la naturaleza de los lugares recorridos aquel día de febrero de 1970, recibían las permutaciones significativas que permitía la secuencia de letras que forman A MADRID: así DADA, MARIA, DAR, RIADA, RIMA… Individuos, calles y plazas, letras, palabras…, todo eso estaba en bullente, lúdica y provocadora acción poética mientras recorríamos el centro de la ciudad, hasta que al llegar con ARMA junto al Palacio de las Cortes, sede del Congreso de los Diputados, la policía tomó cartas en el asunto, poniendo punto final al poema. Pero fue «un punto final» muy relativo, ya que aquella actuación puede decirse que fue el punto de partida de la gran carrera de poeta público que desarrolló Alain desde entonces…
Un año después, el 3 de abril de 1971, realizará Alain Arias-Misson su segundo poema público con el título de PALABRAS FRÁGILES. También tuvo lugar en Madrid…
…Un año después de PALABRAS FRÁGILES, a finales de junio de 1972, Alain Arias-Misson y yo mismo, con mi grupo de «agitadores poéticos», nos plantamos en Pamplona, para colaborar en un festival único en la historia de la vanguardia, llamado los Encuentros, que recientemente ha sido reactualizado con gran magnificencia en el Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía (MNCARS) de Madrid…, Alain, con signos de puntuación de gran tamaño efectuaba, secundado por los mencionados «agitadores», su poema público, justamente titulado La puntuación y anotación de Pamplona
…Cuando, como se destaca en su ya mencionado texto sobre PALABRAS FRÁGILES, Alain Arias-Misson pone su poesía pública en relación con el rito, y aún, me atrevo a decir, como una especie de liturgia poética, lo que hace es anticipar ciertos aspectos de su concepción de la poesía como un contenedor tridimensional y transparente, como un caja teatral — Theatre-Box, Mental Theatre, Pyramid ecstasy exercizes, Cages du Désir…—, en el que el poeta funde elementos de la vida moderna y de las sociedades primitivas, de la tecnología del siglo XXI y del chamanismo de la Humanidad de los orígenes. En sus cajas-teatros-jaulas, en las escenas que en ellas presenta en medio de las letras y textos que les sirven de decorado, Alain Arias-Misson trata, como en los poemas públicos, de transgredir los límites lingüísticos adjudicados secular y convencionalmente a la poesía, a fin de hacer que letras, morfemas, figuras, materiales y espacios se interrelacionen de forma inesperada y, de ese modo, alumbren nuevas formas de sentir y entender la vida…

Descargar catalogo