Tensión/forma | 27 septiembre-13 diciembre 2014

“….en los años cincuenta aquellas patologías no eran del todo evidentes y todavía era posible creer  en los ideales constructivos de un Rodchenko o en los ideales sociales de la producción artístico-industrial de un Walter Gropius. La ventaja que tenían los constructivistas rusos y los grandes maestros de la Bauhaus es que al menos no sometían toda la producción experimental a las ciegas exigencias de la producción industrial ni a la mera propaganda ideológico-política de las consignas del partido.

A esta doble actividad artístico creativa, abierta a los problemas de la producción industrial y del diseño, pero también decididamente experimental, es a la que parece consagrarse finalmente el trabajo de Juan Cuenca. En ello su actitud, cincuenta y siete años después de la fundación del Equipo 57, sigue siendo absolutamente coherente”.
Miguel Cereceda, fragmento de  “57 años después del 57”.

Descargar catalogo